Rutina de limpieza y tratamiento actualizada

¡Buenos días!

Llevo varias semanas ya queriendo hacer esta entrada porque he detectado una cosa: en mi entorno, mucha gente siempre me comenta lo bien que tengo la piel, lo perfecta que es, la ausencia de imperfecciones,…y no es así. El maquillaje, muchas veces, es milagroso, y la cámara de fotos también, ya que oculta bastantes defectos. En realidad, mi piel no es nada perfecta y os quería mostrar los productos que utilizo para intentar tenerla lo mejor posible. Porque sí, tengo una piel muy puñetera, muy grasa y con tendencia al acné a mi edad…De los granos pasaremos ya a las arrugas directamente.

Tengo manchas de sol, brillos, poros dilatados en la nariz y la barbilla, en los mofletes, y me salen comedones, estos granos internos gordos, rojos, sin cabeza (esta entrada tiene mucho glamour, no me digáis que no) y que duelen mucho. Tengo marcas de granos también…y creo que ya no dejo nada más. Con esto es suficiente, no?

Ya os hice una entrada hace tiempo mostrándoos los productos de mi rutina DIARIA de limpieza y tratamiento, pero lo cierto es que me gusta cambiar, me gusta probar cosas nuevas.

productos

¡Vamos a empezar!

LIMPIEZA. La limpieza es importantísima en cualquier tipo de piel, ya sea seca, normal, mixta o grasa. Pero especialmente es importante en una piel grasa con tendencia a las imperfecciones como es la mía. Yo ahora estoy utilizando el gel limpiador para pieles grasas de Apivita, que lo cierto es que tiene mucha fama pero a mí no me gusta nada. Bueno, no es que no me guste, es que me parece un gel sin más, muy normal, sin nada especial para el bombo que se le da por ahí. Vamos, que no lo volveré a comprar.

También estoy usando una muestra del jabón limpiador Acniben, de la marca ISDIN (que podéis encontrar en farmacias) y éste sí es un firme candidato a ser el próximo gel que adquiera, junto con el de Avene. Huele a limpio, no a cítricos ni a nada raro, deja la piel suavíiiisima y noto que me limpia más que el de Apitiva. Una pega, por ponerle alguna, es que hace muy poca espuma, y a mí eso no suele gustarme, pero el resto de cosas buenas que tiene me gustan tanto que superan a este pequeño fallo.
En defintiva, que es muy importante que os limpiéis bien el rostro, y no lo hagáis con cualquier cosa, NO SE OS OCURRA LAVAROS LA CARA CON EL JABÓN DE MANOS POR FAVOR!
Buscad un jabón adaptado a vuestro tipo de piel. Yo, en este punto, os recomiendo que vayáis a la farmacia más cercana y preguntéis. El farmaceútico sabrá recomendaros el que mejor os puede funcionar.

limpieza

TONIFICAR. Después de la limpieza, tenéis que tonificar el rostro. Ya sabéis, con un tónico también adaptado a vuestro tipo de piel. El tónico equilibra la piel y la prepara para la hidratante que vendrá después. Yo debo utilizar uno especialmente indicado para pieles grases, astrigente. En este caso, estoy usando el tónico astrigente sin alcohol de Bavaria. También tengo algunos con alcohol, pero son agresivos.
Los tónicos, además de equilibrar, tienen varias funciones, dependiendo del que elijáis: hidratante, calmente,…eso ya dependende de vuestras necesidades.

HIDRATAR. Importantísimo paso, aunque tengamos la piel grasa. Recordad que a las pieles grasas lo que les sobra es sebo, no agua. Y necesitan agua también, como todas. Para mí, una de las mejores hidratantes del mundo mundial para pieles grasas es la Blue Herbal de Kiehl’s, que es la que utilizo habitualmente. No me puede faltar. Y otra muuuy buena también es la hidratante Acniben, de ISDIN. Ésta me encanta también. Para pieles mixtas, podéis utilizar una hidratante equilibrante, que os hidrate las zonas más secas y equilibre las más grasas, y para las secas, una cremita que sea más nutritiva.
Este paso es muy importante siempre, hay que cumplirlo a diario.

hidratar

EXFOLIAR. Este paso también es esencial para las pieles grasas. Lo normal, lo estándar quería decir, es exfoliar una vez a la semana. Pero vosotras y vosotros veréis, conociendo vuestra piel, lo que ella necesita. A mí me va por épocas, la verdad, exfolio cuando lo necesito, a veces una vez a la semana, a veces dos…depende mucho de cómo tenga la piel. Tampoco quiero despellejarme viva. Con esto hay que tener cuidado. Si tenéis granos en ebullición, rojos y gordos o con cabeza, no recomiendo que exfoliéis el rostro. Podéis repartir la purulencia y/o reventar granitos y va a ser peor el remedio que la enfermedad. En ese caso, es mejor, limpiar y tratar y esperar a que se curen. Paciencia.
Ahora mismo como exfoliantes estoy utilizando Dark Angels, de Lush, y el exfoliante de hueso de albaricoque de Yves Rocher, indistintamente, según me viene el día.

exfoliar

MASCARILLA. Una vez a la semana es recomendable usar una mascarilla, ya sabéis, que se adapte a vuestras necesidades. Yo uso la de de arcilla verde, para equilibrar la grasa y evitar así el acné. Pero podéis optar por una limpiadora, hidratante, calmante,…la que más os guste o la que necesitéis en cada momento.

TRATAMIENTO PARA EL ACNÉ. Si tenéis una piel seca o normal, y no tenéis que sufrir los granos, esta parte no os interesará. Por mi problema tengo que utilizar a diario productos de tratamiento para el acné. Por ejemplo, he utilizado los activos puros de Etat Pur. Por la mañana, el gluconato de zinc, que regula la producción de sebo, y por la noche o en situaciones puntuales, el ácido salicílico, que realiza una exfoliación suave a diario en la piel y ayuda a deshacer los granos internos. Tengo que decir al respecto de estos dos productos que, si bien al principio de utilizarlos me iban muy bien, ahora no noto tanto el efecto. No sé si es que la piel se acostumbra, si soy yo que necesito cambiar,…el caso es que ahora estoy más con otras cosas…

etat pur

Y la otra cosa es el PERÓXIDO DE BENZOILO, que yo aplico a través de la crema Peroxibén de Isdin. Yo uso el del 10%, el más fuerte que hay. Este producto lo utilicé cuando tenía unos 15 años y ahora, otros 15 años después, he tenido que volver a él. Es una cremita que seca los granos, bueno, seca la piel directamente. Sólo se puede aplicar en las zonas afectadas o donde aparezcan los granos, que en mi caso en es en la barbilla y mandíbula. Provoca, AVISO, mucha sequedad. Yo he notado que la zona donde me lo aplico necesita mucha más hidratación y está un poco despellejada. También provoca rojeces y picor (doy fe), pero si se pone con cuidado funciona muy bien.
Estoy hablando, recordad, de productos para pieles muy grasas como la mía. No os pongáis este producto a lo loco porque podéis terminar despellejadas y rojas como un tomate.

peroxiben

Más productos que he utilizado anteriormente y que han funcionado muy bien son:
-EFFACLAR K de La Roche Posay.
-EFFACLAR DUO de La Roche Posay.

Otro producto de tratamiento al que he vuelto últimamente es NEOSTRATA GEL FORTE SALICÍLICO. Es un gel que podéis encontrar en farmacias y que contiene ácido salicílico y glicólico al 15%. Trata los granos y elimina las marcas que éstos dejan. Yo suelo aplicarme en ocasiones, no a diario, en la zona de los mofletes que tengo alguna marca (a estas alturas de la películas algunas estaréis flipando de la cantidad de productos químicos que utilizo. Sí, a mí tampoco me hace gracia pero no hay más tu tía).
Es un producto también muy fuerte, pero a mí ni me descama la piel ni he tenido nunca ningún problema.
Antes he dicho HE VUELTO a utilizar porque ya el año pasado lo utilicé, pero en mayo dejé de hacerlo porque NEOSTRATA es un producto FOTOSENSIBLE, esto es, que su utilización no es compatible con el sol. Si nos lo ponemos por el día, y salimos a la calle sin protección solar, nos puede dejar unas hermosas manchas. Yo me lo aplicaba por la noche pero la dermatóloga me recomendó que directamente dejara de aplicarlo desde mayo hasta octubre más o menos, aunque me lo pusiera por la noche y me embadurnada de protección solar al día siguiente. Y le hice caso, claro, que para eso ella ha estudiado la piel y sabe más que yo de estas cosas…

neostrata

Y hasta aquí los productos de tratamiento para los granos odiosos. En este aspecto os quería comentar varias cosas. Si tenéis problemas de granos como yo (granos hormonales, me refiero, no a los granos que aparecen por falta de limpieza que no es el caso como estáis viendo…).

Los granos por cuestiones hormonales que aparecen cuando ovulamos o cuando tenemos la regla vienen y punto. De un par de granos al mes no nos va a librar nadie y lo que hay que hacer, ante todo, es asumirlo. Y punto.
Y no hay que volverse loca, lo que hay que hacer es llevar una buena limpieza de la piel, hidratarnos bien y tratar los granitos con algún producto de los que os he hablado más arriba. Os recomiendo de nuevo que vayáis a la farmacia y preguntéis. No os volváis locas tomando pastillas y tratamientos agresivísimos (no sé si esta palabra existe) porque en cuanto lo dejéis vais a volver casi con completa seguridad os lo digo, a sufrir el problema.
En este punto, hay que tener PACIENCIA.

Y una cosa muy importante, NO OS TOQUÉIS LOS GRANOS, estoy harta de decírselo a algunas personas…ejem. NO HAY QUE TOCAR LOS GRANOS, excepto si nos ha salido una cabeza blanca horrorosa y el grano está ya muy maduro. No hay que tocar, pero tampoco es plan de ir por ahí paseando una cabeza de grano bien visible, las cosas como son (en caso de que os queráis deshacer de un grano muy muy maduro ya, sobra decir, que tenéis que tener las manos perfectamente limpias, usar papel y desinfectar el grano con betadine, por ejemplo).

Si el grano no está maduro, no tiene cabeza, está rojo, hinchado,…NO LO TOQUÉIS, porque va a ser peor. No lo vais a matar, porque no va a salir la purulencia, se os va infectar y vais a repartir esa infección por la cara. Os van a salir más granos y va a parecer que lleváis plantada en la cara la constelación de Casiopea.
Repito, está prohibido TOCAR LOS GRANOS, porque además os quedará una hermosa marca de por vida. Y eso no lo queremos, verdad? Y tened en cuenta que os hablo desde mi experiencia siempre, a mí también me ha pasado ya todo eso y por ello he llegado a estas conclusiones.

PACIENCIA con los granos, no se acaba el mundo. Y un grano o dos, o tres, es normal, lo que no es normal, es tener toda la cara llena de acné. Eso es una piel enferma, lo demás, es una tontería.
En serio, quitadle importancia y el grano se irá más deprisa (esto os prometo que me ha pasado).

acneY esto también, y ya termino con el tema granos: el ESTRÉS nos provoca acné, a mí al menos sí.

Ejemplo práctico:
Tengo una celebración, una boda en este caso. No soy yo la novia, soy invitada nada más. Pero no quiero tener un grano ese día porque me conozco. Los granos son como la regla, viene cuando menos interesa.
Durante toda la semana previa al enlace, no dejo de pensar en ese grano. Cada vez me lavo la cara, me examino la piel en busca de bultos sospechosos, me miro y me remiro, me vuelvo a mirar, lo comento en casa,…”ya veréis como me sale un grano para la boda…”, lo comento con las amigas,…me río,…pero pienso en ese hipotético grano…me pongo la crema, el ácido salicílico y el NEOSTRATA juntos,…me exfolio, me exfolio otra vez,…pienso en grano, lo comento, lo hablo, me río, el grano, la boda, el grano, la boda…bla bla bla…

Y EL GRANO APARECE DOS DÍAS ANTES DE LA BODA.
Sinceramente, creo que ese grano me lo provoqué yo misma del estrés de pensar en el grano, en serio. No es broma. Lo pensé en su día y lo sigo pensando porque, ¿sabéis qué? al día siguiente de la boda, no había grano por ningún sitio, había desaparecido, se había esfumdado, evaporado, no sé. El caso que no estaba, sólo había una pequeñísima marca que ya no existe.

CONCLUSIÓN: no os obsesionéis con el acné, con un grano, dos o tres al mes. Porque no hay nada que hacer. Si sale, se le trata correctamente y esperamos a que se vaya. Y no hay más.

Me vais a perdonar, pero quería comentaros también otro tema: LAS LIMPIEZAS FACIALES (me refiero a ese tipo de limpiezas en las que te intentan sacar granos y poros con las manos, estrujando, con dolor) que se hacen en los institutos de belleza. En este punto, tengo clara mi postura. No las recomiendo para nada. Por tres razones:

1. Mi propia experiencia. Alguna me he hecho a lo largo de mi vida, en lugares de mucha confianza. Y sí, te sacan varias puntos negros, no todos, que más tarde vuelven a salir. Te queda toda la cara roja, lo paso mal porque duele y el beneficio, para mí, al menos, ha sido CERO.

2. Recomendación de la dermatóloga. Ella me comentó lo mismo que os he dicho yo en el punto 1. Los puntos negros vuelven a aparecer, así que es mejor irlos eliminando poco a poco a través de la limpieza y la exfoliación. Además, esos puntos negros, en la mayoría de casos, no salen del todo, y lo que queda de suciedad dentro, se infecta y aparece un grano. Así que prefiero un punto negro que un grano rojo infectado.

3. He visto auténticas barbaridades que se hacen en algunos sitios (no en todos, evidentemente). Barbaridades como reventar granos gordos y rojos, bueno intentar reventarlos, porque eso es prácticamente imposible. Toquetear y toquetear granos internos sin cabeza, no ya puntos negros que eso se supone que se elimina con facilidad, sino comedones en ebullición. Intentar reventarlos a dos manos y provocar una infección que se extendió por toda la cara. Esto lo he visto yo. Y esto se hace. La infección desencadenó un acné brutal por toda la cara, una cara que no había sufrido antes de acné, que necesitó de su posterior tratamiento y que sigue necesitando tratamiento para las marcas que le han quedado.

Así que, por estas razones, no las recomiendo. Dejo claro que ésta es mi opinión y mi experiencia, y que quien quiera, evidemente, y piense lo contrario, puede ir tranquilamente a hacer su limpieza y lo que le apetezca. Pero es simplemente mi postura y os la quería mostrar.

Terminada la historia la historia del grano, las limpiezas, las bodas y el estrés, os comento otros productos que estoy utilizando…

CONTORNO DE OJOS. Imprescindible llegada una cierta edad. Los 30, por ejemplo (aunque lo suyo es empezar antes, ehhhh). Este producto no lo cambio por nada. Estoy hablando del contorno de aguacate de Kiehl’s. Lo utilizo por la mañana y por la noche, otro más específico, también de Kiehl’s, el Midnight recovery eye por la noche. En este sentido, tened en cuenta que lo importante es prevenir, no tratar las arrugas cuando ya han aparecido, entonces ya casi no hay nada que hacer. Los milagros no existen, hay que PREVENIR Y PREVENIR.

contorno

SERUM. Tengo dos, ambos de Kiehl’s. El Midnight Recovery Concentrate, para restaurar y regenerar la piel después de todo el día y el Clearly Corrective Dark Spot Solution, para aclarar manchas e iluminar el rostro. El primero lo utilizo de manera esporádica, varias veces a la semana, y el segundo lo pongo normalmente todos los días mañana y noche. Y me ha ido muy bien, llevo la mitad del bote gastado y el tono general de la piel es mucho mejor, más iluminado. Las manchas se han aclarado. Así que le doy un notable.

serum

HASTA AQUÍ LA LIMPIEZA Y TRATAMIENTO.

Ahora hablamos de DESMAQUILLAR LA PIEL. Todo lo anterior es la limpieza, que no tiene nada que ver con elminar el maquillaje.
Es muy importante que si nos maquillamos, cuando lleguemos a casa o nos vayamos a dormir, nos desmaquillemos con los productos adecuados. Una vez más, no vale al agua y el jabón.
Yo utilizo un desmaquillante de ojos bifásico, en este caso, el de Sephora o el de Carrefour me funcionan a la perfección; y para el rostro, agua micelar. Os recomiendo también las de Sephora o la de Carrefour, son geniales. Si tenéis la piel un poco más sensible, podéis utilizar leche limpiadora en lugar del agua micelar.
Y recordad que este paso es esencial para la salud de nuestra piel. Ni se os ocurra iros a la cama sin desmaquillar, la piel sufre, no respira, salen arrugas, granos, grasa…y no queremos eso. Y tampoco vale una toallita, eso esparce la mierda, perdón, por toda la cara. Para una urgencia está bien, pero no para convertirlo en nuestra rutina.

desmaquillar

Ya sabéis, un bifásico para los ojos y agua micelar o leche para la piel. O un aceite desmaquillante (Kiko y Mac tienen) si tenéis la piel más seca.
Y después de desmaquillar, vendría la LIMPIEZA y el TRATAMIENTO que os he comentado al principio.

Y sí, esto hay que hacerlo todos los días. Entiendo que haya gente a la que le aburra hacer todo esto,…a mí lo cierto es que me encanta, me lo paso bien. Si sois más perezosas, es cuestión de hacerlo en cuanto lleguéis a casa, si lo convertís en una rutina, llegará un momento en el que no podréis dejar de hacerlo.

Y hacedme caso, se tarda más en leer esta entrada que en hacer todo lo que os he comentado en ella.
Espero que me perdonéis por el rollo y que os sirva de algo…y como siempre…
¡GRACIAS POR LEERME!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s